Vida virtual 1: Los Sims

Las vidas virtuales están de moda (¿tanta insatisfacción nos generan nuestras vidas de verdad?). Otro día hablaremos en extenso de Second Life, pero hoy quiero que los protagonistas de mi oda al mundo virtual sean Los Sims.

Yo ya he superado mi adicción (ahora la tengo por SL), pero todavía hay miles y miles de personas enganchadas a la vida de sus personajes en Villa Gentil, Las Rarezas y Villa Verona, los barrios de Los Sims 2 (gracias Susurro por recordarme el nombre!), o repartidos por todas las expansiones que sacaron, tanto de la versión original como de las sucesivas, y que yo he tenido el placer de disfrutar. Cada vez que pienso en ellos…me entra el irresistible deseo de jugar.

Es el videojuego para PC más vendido de la historia (más de 85 millones de copias en 7 años); y también se adaptó para plataformas tipo consola, como Playstation. No es para menos, porque su calidad gráfica es muy buena y la usabilidad del juego tampoco se queda atrás (SL tiene mucho que mejorar en ambos sentidos), además de que las posibilidades de creación que te ofrece son casi inagotables (una curiosa similitud entre Second Life y Los Sims2: en este último el embarazo no distingue entre sexos, en SL también hay empresas que ayudan a quedarse embarazados a los avatares varones, todo un retraso en la vida real, no?).

Podría seguir alabando hasta cansarme las virtudes de este juego que cambió mis ritmos de sueño durante una buena época de mi vida real, pero prefiero dejarlo aquí y retomar el primer párrafo, en el que hacía referencia al protagonismo de Los Sims, porque ya van a tener su propia película, aunque con personajes de carne y hueso (Fox ya tiene los derechos). Así que en breve podremos ver en formato gran pantalla o dvd las correrías de la mítica familia Lápida alucinando con los fantasmas de sus antepasados en el jardín, o a las chicas de la familia Caliente intentando echarse novios por doquier, no?

Pero Los Sims no sólo han superado nuestras vidas reales, no sólo han invadido nuestros PC’s, no sólo han inspirado al mundo de la moda (la firma H&M también ha diseñado ropa y complementos para Los Sims), no sólo han atraído al mundo del motor (en la comunidad de Los Sims puedes conducir varias joyas automovilísticas, como el Ford Mustang, por ejemplo) y no sólo han conquistado el séptimo arte, el fenómeno Sims también ha llegado a la música (creo que según la clasificación actual de Bellas Artes, la música es la cuarta). Si echáis un vistazo por Youtube veréis a muchos artistas versionados al estilo Sims. Como ejemplo, yo me quedo con este "Bezzi" de Cansei de Ser Sexy:

Quién dijo que sólo teníamos 1 vida?!

4 comentarios:

 

version 1.6 20/12/08 - best viewed in 1024x768 or higher with firefox

certificado por
GuiaBlog
rugby